Skip to content

Ser padre es el mejor regalo que la vida te puede dar

La paternidad es de las cosas más hermosas que tiene la vida, es tener una parte de ti en otro ser humano, es tener un motivo de vida mucho más profundo del que tenías antes, es amar y sentirte amado para siempre, es acompañar y sentirte acompañado y muchas cosas más. La paternidad es un grandisimo cambio que si tienes suerte y ganas podrás explorar. Tener un hijo te cambia la vida a lo grande, ya no eres más tu solo ni tu con tu pareja, ahora hay existe este pequeño ser que tiene toda la atención e indudablemente tiene una gran parte de tu corazón.

La paternidad es lo mejor de la vida

La paternidad es de las cosas más grandiosas y locas que podrán pasarte en tu vida. El día que te enteras que serás padre es un día extraño. Repleto de emociones encontradas, lleno de dudas, de incertidumbres, de felicidad, de entusiasmo y ansiedad, entre muchas otras. Y los nueve meses que dura el embarazo son meses de muchísima información, meses de aprendizaje, de paciencia, de tolerancia, de confianza, de acompañamiento y de amor. Pero en estos nueve meses el padre disfruta de ese ser en completo crecimiento desde afuera pues no lo carga en su interior, no lo alimenta, no lo siente moverse o salir de adentro suyo y esto es algo muy particular.

Este proceso que la madre vive con el embarazo el padre lo vive de afuera y es algo extra ordinario, es algo hermoso. Pero lo verdaderamente maravilloso para el padre viene una vez que este pequeño ser nace, una vez que este niño sale de su madre y le dice hola al mundo. Este instante es en el que tu vida cambia y se convierte en algo muy diferente a lo que era antes. La paternidad vendrá a tu existencia a darte muchísimo, a enseñarte a ser una mejor persona, a enseñarte sobre grandes valores como la amistad, el compañerismo, la solidaridad, la empatía, el amor, la confianza, la esperanza y mucho más. ¿Estás preparado? Pues seguro no lo estés, porque ninguno de nosotros lo está nunca. Esto no se produces de un día al otro, si bien lo es el día que nace tu hijo, ser padre es una infinita construcción en la que todos los días se trabaja, en la que todos los días se hacen esfuerzos, sacrificios, superaciones personales y mucho más.

Ser padre es una responsabilidad

Ser papá requerirá que te re-organices y que te re-plantees actividades, hábitos, costumbres, cosas que disfrutabas y para las que tenías tiempo ilimitado, independencia y libertad absoluta pero que ahora se modificarán un poco pues ya no estás tu solo en la vida. Ahora este niño depende de ti e inicialmente lo hará para todo: para alimentarse, para cambiarse, para higienizarse, para ayudarse a parar, para caminar y mucho más. Los niños son seres vulnerables y débiles al comienzo que te necesitarán absolutamente para todo y allí es donde más presente debes estar, donde más esfuerzo y dedicación necesitarás darle.

Pero a medida que este pequeño vaya creciendo, tú también lo harás como padre. Tu compañía la necesitará por siempre y desearás estar a su lado para todo lo que él quiera cada vez. Si bien te cambiará la vida por completo este ser humano, también te la hará muy feliz pues entenderás el verdadero amor, el amor incondicional e inquebrantable. Entenderás que en una parte de él vives tu, que le deseas todo lo mejor del mundo: que crezca sano y no le falte nada, que tenga una infancia hermosa, que haga amigos, que disfrute de estar con los animales, que respete su alrededor, que aprenda, que observe, que experimente, que haga cosas nuevas todos los días, que pueda concretar sus sueños y que sea feliz. Su felicidad es ahora también parte de tu felicidad. 

Tu hijo te enseñará sobre toda la vida y además te recordará a tu infancia, te hará volver a ser un niño irresponsable y travieso otra vez pues querrás sumarte a sus aventuras, acompañarlo en las locuras que se le vengan a la cabeza y disfrutar cada rato a su lado. Te renovará la energía, te hará recordar lo hermoso que es estar vivo, lo increíble que es descubrir cosas nuevas desde la hoja de un árbol hasta una historia de un cuento o cualquier cosa que sea nueva para él. Tu hijo te enseñará a valorar todo lo que te rodea, te recordará cuán hermoso es amar y compartir. Te hará una mejor persona con más paciencia y más imaginación. Con su mente te hará viajar por todos lados e incluso requerirá de tu vuelo creativo para ir hacia algunos lugares. También te hará sentir miedos y dudas que nunca antes tuviste pues depende enteramente de ti y tus acciones pero también te dará toda esa fuerza que necesitas para atravesar esos miedos y animarte a más siempre que sea a su lado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies