Skip to content

Los amigos hacen las alegrías el doble de alegres y las penas la mitad de tristes

Si hay algo especial en esta vida indudablemente tiene que ver con la amistad. Esta construcción social y emocional entre dos o más personas que hace que nuestras vidas sean mucho mejores, hace que nuestra cotidianidad se vuelva inolvidable y magnífica. A su vez cuando en ella suceden circunstancias indeseadas, los amigos ayuda a reducir la pena y el dolor gracias a su compañía y amor. Tener un amigo es algo hermoso pues sabes que tienes al lado alguien especial que te elige todos los días para ser tu compañero de aventuras y que nunca se irá de allí. La amistad es confianza, hermandad, amor, compañerismo, lealtad y fidelidad. Un amigo siempre hará de tu vida algo hermoso.

Los amigos pueden potenciar nuestra felicidad y reducir nuestra tristeza

La existencia de la amistad nos da día a día nada más y nada menos que: VIDA. Los amigos alargan nuestra vida pues tienen entre todos sus maravillosos poderes hacernos felices. Los verdaderos amigos pueden darnos mucho amor, pueden enseñarnos grandes valores como la lealtad, la fidelidad, la sinceridad, la honestidad, la solidaridad. Además pueden hacernos conocer cosas impensadas, cosas que nunca creímos que existieran o que nunca imaginamos cómo podrían ser cerca nuestro. Los amigos son los mejores ideando aventuras, sobre todo las aquellas aventuras locas que nos darán grandes historias para contar. Estos seres especiales tienen realmente muchas y variadas capacidades y comenzaremos a hablar sobre ellas.

¿Alguna vez has sentido algo parecido a la soledad, alguna vez te has sentido angustiado o triste por estar así? De seguro que si, puesto que todos en algún momento nos encontramos algo solos y a veces esto puede generarnos tristeza, a veces frustrarnos e incluso hasta darnos algo de impotencia. Pero ahí es cuando nuestros grandes amigos se hacen presentes. En esos momentos en que nos sentimos tristes, exactamente alló, ellos aparecen para demostrarnos que en realidad no estamos tan solos como creíamos. Ya sea por teléfono o presencialmente, nuestros amigos se acercan en esos momentos oscuros de nuestra vida para traernos luz y disminuir nuestra tristeza acompañándonos en nuestros procesos.

La amistad potencian las alegrías

Tener un amigo en tu vida te hará pasar por diferentes situaciones en las que abundarán el amor y el compañerismo. Esta fuente de poder que ellos nos proveen tienen la capacidad de potenciar los mejores momentos, es decir, hacer aquellas escenas divertidas y felices mucho mejor aún. Un amigo te hará también sentirte bien pues cuidará de ti, te protegerá y estará a tu lado siempre. Ellos conocen lo más profundo de tu ser, saben cuáles son tus virtudes y tus defectos, cuáles son las mejores formas de hacer las cosas contigo, qué te gusta y qué no te gusta, cuáles son tus sueños y tus miedos, cuáles son tus proyecciones, cómo ves la vida, cuáles son tus valores más profundos y muchas cosas más. Un amigo te conoce hasta más bien que tu a tu mismo y gracias a esto ellos podrán cuidarte y darte lo mejor que puedan siempre.

Los amigos desean lo mejor para uno, quieren nuestra felicidad, nuestra realización de sueños y deseos y también acompañarán todo lo que puedan nuestros procesos hacia ellos. Y puede que en el medio de todo esto sucedan cosas que quizá no esperabas o que no querías pero aunque esas cosas sucedan, tus amigos estarán allí para ti, para acompañarte, para ayudarte a cargar con ello en sus espaldas, para tratar de resolver lo que esté a su alcance, para empujarte cuando lo necesites, para motivarte, para demostrarte que sí puedes con lo que te propones, para darle amor a tu autoestima y para estar ahí, junto a ti una vez más.

Así que ya sabes tus amigos podrán darte lo mejor en los buenos y en los malos momentos, por eso mismo cuídalos, demuéstrales tu amor, dile lo mucho que hacen por ti y lo bien que te sientes gracias a eso. Los amigos son seres maravillosos pero también son sensibles y les gusta que le manifiesten su amor. Y de seguro también entre los dos podrán hacer ese bello momento de expresión de cariño un momento más especial, lleno de ternura y de lealtad. Recuerda que de estos grandes momentos tendrán memoria siempre y que cuando sean viejos los recordarán y se seguirán riendo pues la amistad tiene una grandísima cuota de diversión, de aventura y de nuevas experiencias. Agradece la amistad de quien te la brinda y recuerda este sentimiento de plenitud, de felicidad pura que te provee tu amigo. Este sentimiento y su recuerdo te servirán para cada vez que lo necesites y para cuando quieras su abrazo fuerte, su palabra de aliento, su mirada de apoyo incondicional o su sonrisa excepcional, en esos momentos recuérdalo. Y hasta quizá él lo sienta y se aparezca ante ti antes de lo que esperabas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies