Skip to content

La familia es el sostén que necesitamos para atravesar los peores momentos de la vida

La concepción de familia que tenemos implica una construcción vincular, una unidad de personas que comparten la sangre, los códigos y valores. Cuando estamos cerca de la familia sentimos un gran alivio, que estamos seguros, que nada nos puede pasar, que estamos protegidos y cuidados, que somos más fuertes y que todo lo podemos juntos. Es por esto que cuando estamos pasando momentos oscuros y difíciles los necesitamos, necesitamos estar cerca de ellos pues nos sostienen, nos apoyan, nos acompañan y nos ayudan a sobrellevar cualquier cosa que suceda. La familia es como el lugar más lleno de amor y contención que podemos tener. 

Nada mejor que la familia para sobrellevar momentos difíciles en nuestra vida

Las familias están compuestas de diferentes formas ya sea por una madre y un padre con sus hijos o también sus abuelos o sus tíos o sus primos. Sea cual sea su composición una familia tiene varias personas que la integran y que están unidos principalmente por la sangre pero también comparten códigos de convivencia necesarios para pasar tanto tiempo juntos y viviendo bajo el mismo techo -en gran cantidad de casos-, construcciones y pensamientos sobre muchas cosas. Es por esto que uno está unido a lo largo de la vida con sus familiares pero además si tiene buen vínculo con ellos, si tiene amor hacia ellos y disfruta de pasar tiempo juntos su relación se vuelve más fuerte y sana.

Estas relaciones que uno establece con los integrantes de su familia también son diferentes y específicas pues cada uno posee personalidades diversas que los hacen únicos y también hacen únicos nuestros vínculos. Quizá te lleves mejor con tu madre que con tu abuela o con tu hermana que con tu hermano pero eso no implica que no tengas amor por cada uno de ellos sino que tienes más afinidad, que te entiendes mejor, que compartes gustos o que has vivido más cosas con esa persona. Sea de la forma que sea, las relaciones con los familiares son profundas porque implican gran cantidad de años de conocimiento mutuo y de experiencias vividas juntos. 

 No siempre se viven los mejores momentos en familia pues al ser todos diferentes suelen haber situaciones de mayor o menor interés para uno, pueden darse conflictos internos o rispideces entre algunos miembros o simplemente puede alguien no caernos del todo bien. Pero esto no es un impedimento para la buena relación pues frente a estos casos se necesita buena comunicación, paciencia y tolerancia. Para poder afrontar situaciones desagradables lo mejor es encararlas con amor y dedicación. Incluso en estos momentos es cuando se necesita a la familia.

El amor de la familia siempre gana

Puede que te hayas peleado con un integrante de la familia pero seguramente otro de la misma intentará mediar, que se escuchen y se entiendan, que puedan llegar a un acuerdo y que puedan finalmente disfrutar de formar parte de la misma familia. Pues esto es muy efectivo sobre todo cuando el conflicto lo tienes fuera de la familia, es decir, si te ha sucedido algo negativo o has tenido un problema, cualquier familiar tuyo te podrá ayudar. Este carecerá de subjetividades al no conocer a las personas involucradas en el conflicto o a las circunstancias dadas y le dará una mejor claridad y parcialidad para encarar esto mismo. Tu familia es el mejor plan para cuando tienes un problema pues son tu centro de contención, de apoyo, de ayuda, de amor y de protección. Ellos lograrán que puedas transitar rápido un mal momento y a componerte. Podrán darte un panorama objetivo para levantarte y acompañarte a resolver lo que sea.

Tu familia es como tu templo sagrado, el lugar al que recurres cuando quieres encontrarte contigo mismo, cuando quieres sentir paz, cuando quieras que tu mundo se vea mejor que del modo en que tu lo ves, cuando necesitas un empujón o un sostén, una guía o una sonrisa que te alegre el día. Los vínculos que estableces día a día con los integrantes de tu familia son importantes pues son lazos inquebrantables y sólidos con bases de códigos compartidos, valores fundados juntos y experiencias infinitas vividas. Es por esto que es importante demostrarle tu amor y tu agradecimiento a tu familia puesto que ellos siempre estarán para ti y para ayudarte a pasar lo que necesites.

Ellos además te enseñarán grandes cosas sobre la vida y podrán basarse en el apoyo mutuo siempre. Es decir, hoy están ellos para ti en un momento difícil pero tu estarás ahí cuando ellos atraviesen un mal momento o necesiten más amor o ayuda con algo. La familia está para cuidarse, protegerse, acompañarse, enseñarse, compartirse y por sobre todo amarse. Disfruta de tu familia, disfruta del vínculo que tienes con cada uno en especial, demuéstrales tu respeto, valóralos, hazlos sentirse bien y queridos, demuéstrales cuán importantes son en tu vida y cuán feliz estás de que formen parte de ella.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies