Así luce el niño fumador luego de 8 años de tratamiento

Por suerte ahora lo están cuidando como corresponde.

Anuncios

Cerca del año 2010, un bebe de Nombre Ardi Rizal, se hizo famoso por todo el mundo al aparecer en las redes con videos en los que se lo veía fumando cigarros y haciendo trucos con el humo que expulsaba.

Este pequeño tenia solo 2 años, y sus padres comentaban que llegaba a consumir hasta 40 cigarros por día. Tan viral se hizo que las autoridades de Indonesia decidieron involucrarse y lo indujo a comenzar un tratamiento desintoxicarte.

La Historia de el Bebe Ardi Rizal

Anuncios

Este niño con tan solo 2 años, aparecía consumiendo cigarrillos o cigarros y lo que a muchos les podía causar gracia, a muchísimos otros nos causaba indignación, y festejamos su tratamiento para que comenzara su nueva vida.

Gracias a esta intervención, Ardi supero esta tremenda adicción a la nicotina, de la cual era adicto, pero lamentablemente contrajo una nueva adicción que también le trae sus problemas y nuevas consecuencias. Se hizo adicto a la comida que llamamos chatarra.

Anuncios

Es común que en un tratamiento desintoxicante de cualquier tipo nos genere otro tipo de dependencias, máxime si no tratamos la base de nuestro conflicto, que es el bienestar de nuestro cerebro con un buen tratamiento guiado por un profesional.

Para Ardi, que seguía siendo un  pequeño, ese vacío que dejaba la nicotina, inmediatamente lo completo con otra cosa. Por eso empezó a consumir comida de la que llamamos chatarra. Esto le genero un sobrepeso muy perjudicial para su salud.

Los padres, que si bien seguramente estarás cuestionando, solo trataban de cumplir los caprichos de su hijo, dado que este se enfurecía cada vez que no atendían sus pedidos, cuando se trataba de comida.

Anuncios

Comentaría la madre de Ardi en un reportaje: “Se daba la cabeza contra la pared si no conseguía lo que quería. Es por eso que comencé a darle cigarrillos y luego el cambio a la comida, su temperamento y llanto eran incontenibles”

Nuevamente el Gobierno intervino en el tema, y lo sometieron a un nuevo tratamiento por sobrepeso y obsesión por la comida.

Hoy con 8 años, y después de someterse a dos tratamientos muy arduos y complejos, Ardi tiene otro aspecto. Hoy Ardi es considerado un niño sano, sin adicciones y lleva una vida como la de cualquier otro niño.