10 verdades incómodas sobre el día de San Valentín

El 14 de febrero es San Valentín y tiene verdades incomodas.

Anuncios

¿Eres un romántico/a? ¿O lo tuyo no son los bombones, los corazones y las flores? En estas fiestas se acostumbran algunas cosas como hacer obsequios de todo tipo, mandar cartas, dar sorpresas, hacer grandes actos de amor, entre muchas otras.

Pero, esto de San Valentín, ¿escode algo detrás? Tal vez alguna vez te sentiste incómodo por tener que hacer algún regalo cuando no querías o no podías o tal vez sentiste al revés por parte de otra persona, bueno pues en este artículo hablaremos sobre estas cosas.

Las verdades incómodas del día de San Valentín

Anuncios

1- Si no tengo pareja

Es muy común encontrarse en el día de San Valentín sin pareja y salir a la calle, al cine, a comer algo y ver que todas las personas están con alguien y que festejan su unión.

Y te agrade o no estar solo existe cierta presión social de pasar el rato solo que a algunas personas puede sentarle algo incómodo.

2- La obligación de comprar algo

Si alguna vez has estado en pareja seguramente te has sentido obligado de tener que hacer un regalo o un gran gesto de amor como nos enseñaron las películas de Hollywood.

Esto puede ser algo incómodo porque quizás no tenemos plata o no tenemos tiempo para comprarle un regalo a la otra persona. 

3- La posible crisis amorosa

Estas fechas en donde el cliché del amor y el afecto son todo lo que hay en el aire pueden llegar a despertar alguna crisis amorosa con tu pareja. Quizás por la falta de demostraciones, de regalos, de comunicación u otras.

San Valentín es una excusa para festejar el amor pero algunos lo usan como una excusa para sacar afuera todo aquello que tenían guardado y que les molesta de su relación.

4- Materializar el amor

Es cierto que esta festividad tiene como objetivo festejar el amor pero también es cierto que las industrias se han apoderado de tal fecha para vender todo lo que se puede relacionado con el amor.

Los corazones, los osos de peluche, las cajas de bombones, los adornos, las cartas, los globos y muchos otros objetos son los que desfilan en el mes de febrero.

Anuncios

5- Poner a prueba cuánto sabes de tu pareja

Esta festividad puede traer ciertos conflictos pues en ella se ponen a prueba algunos saberes al respecto de la otra persona. Si te has propuesto regalarle algo a tu pareja de seguro tendrá que ser algo que le agrade a la otra persona.

Pero no siempre estamos atentos a esos gustos o a ciertos detalles y esto podría complicarnos el regalo y la reacción de nuestro compañero/a.

6- Esperar que te regalen cosas

Una de las cosas negativas e incómodas de esta gran festividad mundial es que uno espera que le regalen algo. Y si bien es agradable recibir obsequios, es mejor nunca esperar nada del otro para no decepcionarnos.

Y en caso de que la otra persona nos haga un regalo recibirlo, festejarlo y ponernos contentos de que esto suceda. Pero no esperarlo para no sufrir.

7- Medir el amor según el tamaño del regalo

Anuncios

Otra costumbre incómoda que tienen algunas personas es hacer regalos grandes, ostentosos, caros que funcionan como placebos para la relación de amor. Con esto queremos decir que no importa cuán imponente sea el regalo, el amor es aparte.

El amor se demuestra y se construye día a día con acciones y no con cosas materiales en una fecha específica del año.

8- La presión social

Seguro alguna vez sentiste la presión de tener que estar en pareja para ser bien visto por la sociedad y obvio que en el día de San Valentín esa presión aumenta y nos puede hacer sentir solos y tristes.

Pero no te preocupes mejor estar solo que mal acompañado. El día que quieras estar en pareja disfrutaras de aquellas cosas.

9- Banalizar el amor

El amor es algo muy enorme que se construye y se arma según la combinación de personas, pues cada uno es diferente y cada combinación de parejas funciona de maneras diversas.

El hecho de materializar el amor en regalos o en gestos únicamente el día de San Valentín hace que se banalice a lo grande el amor.

10- Cuestionarse el tipo de vínculo

Muchas veces el día de San Valentín nos sirve para cuestionarnos el tipo de vínculo que tenemos con nuestra pareja. Esto puede darse por varios motivos como por conocer los gustos del otro, estar atento a lo que al otro le interesa o desea.

Además hay gente que le gusta más lo material que otra y también será una fecha en la cual puedas descubrir este tipo de información tanto personal como del otro.