7 consejos para evitar que un hijo sea vago y perezoso

Ningún padre busca criar un niño perezoso y vago pero, sin embargo, esto es algo que puede suceder.

Anuncios

Son muchas las veces que como padres nos enfrentamos con algunas situaciones en las cuales nuestros hijos se comportan con cierta pereza. Un ejemplo claro de esto sería la negativa que nos dan al momento de tener que realizar los deberes.

La creencia común es que la vagancia es un rasgo intrínseco a ciertas personas. Pero, realmente es algo que toda persona puede trabajar para mejorarlo y más aún un niño. 

Evitar que un hijo sea vago y perezoso

Anuncios

Lo cierto es que existen ciertas pautas o consejos que se pueden tomar y poner en práctica para evitar que nuestros hijos se comporten de la manera antes mencionada o bien cambien su comportamiento si es que son muy perezosos.

A continuación te compartimos dichos consejos ya que seguro te servirán y podrás aplicarlos día a día en la crianza de tus hijos.

1. Establecer tareas diarias en casa

Asignar a un hijo ciertas tareas domésticas es una buena manera de “combatir” la vagancia. Ya sea levantando la mesa, lavando los platos o haciendo su cama, si tu hijo tiene a cargo una tarea que debe llevar a cabo si o si cada día esto le ayudará a no volverse holgazán.

2 . Cada tarea en su momento

La asignación de tareas tiene que estar complementada por una determinación clara del momento de realizarlas. De nada servirá, por ejemplo, que un niño haga su cama justo antes de dormir cuando la debería haber hecho luego de levantarse por la mañana.

El momento para hacer cada cosa es igual de importante que la actividad en si para evitar la “vagancia”.

Anuncios

3. Perseverancia

También es importante ir planteando objetivos que fomenten la perseverancia. Cada tarea debe sostenerse en el tiempo y no ser abandonada luego de algunos días.

Por eso conviene plantear objetivos a corto plazo e ir alargándolos. Así será más fácil que tu hijo/a pueda cumplirlos. La rutina es uno de los mejores remedios contra la pereza.

4. Refuerzo positivo

Resulta fundamental celebrar las victorias de un hijo, más allá de que estas formen parte de un comportamiento esperado. Al igual que les decimos cuando están haciendo mal las cosas, no hay que dejar de felicitarlos cuando las hacen bien.

Este refuerzo positivo le ayudará a entender el valor de comprometerse con las cosas y llevarlas a cabo hasta el final.

5. Negatividad

Es importante no vincularse con los hijos resaltando sus aspectos negativos. Por supuesto que todos tenemos nuestros defectos pero lo que buscamos es resaltar sus virtudes, no al revés.

Por eso es tan preciso no hacer comentarios negativos delante de tus pequeños acerca de ellos ya que sólo los desmotivará.

6. Comunicación efectiva

Una buena comunicación, clara y efectiva, entre padre e hijo es elemental para la crianza adecuada de nuestros pequeños. Por eso debemos trabajar día a día con ellos para establecer un espacio de confianza en el cual se pueda hablar de lo que sea. 

Esto los ayudará a aclarar todo tipo de dudas y problemas y a ti te permitirá incentivar la voluntad de tus hijos para que no se vuelvan holgazanes.

7. Siempre ser consecuente

¿Cuántas veces hemos visto a un apdre hacer algo que se contradice con lo que pretende de su hijo? Resulta fundamental enseñar a nuestros hijos a través del ejemplo y no sólo las palabras. 

Nosotros debemos llevar a cabo todas nuestras tareas así nuestros hijos verán que también apelamos a nuestra voluntad para “esquivar las garras” de la holgazanería. Si nosotros no hacemos aquello que debemos hacer, ¿Porqué nuestros hijos lo harían?