Niño de 9 años usa sus ahorros para alimentar perros callejeros y fundar su propia protectora

El futuro es muy prometedor con pequeños con corazones tan grandes.

Anuncios

Los niños logran cosas maravillosas, que tal vez los adultos ya no vemos. Sin egoísmo y con mucho amor, Ken Amante, a los 9 años de edad se dedico a cuidar, ayudar y alimentar a perros y gatos abandonados de la calle.

Un niño Filipino, llamado Ken Amante

Un niño como cualquier otro, pero con una beta diferente. Ken, desde muy pequeño solo se intereso en proteger a los que el siempre llamo los sin voz. Se preocupo por cuidar y darles bienestar a los animales abandonados.

Anuncios

Hoy con ya 13 años, maneja y conduce su propio Refugio de animales abandonados.

Ken cargaba su mochila escolar con muchas cosas mas que libros y cuadernos, llevaba una gran carga sobre su espalda, por lo tanto su padre que observaba esta situación, decidió seguirlo un día cuando Ken caminaba a su escuela.

Fue así que descubrió, que Ken se detenía en una tienda y compraba víveres, que junto a otros que llevaba en su valija se dirigía a una parte en la cual se encontraba un grupo de perros abandonados y les brindaba el festín.

Estos perros estaban realmente en mal estado, flacos, desnutridos y enfermos, cosa que no le importo a Ken cuyo objetivo era tan solo cuidarlos y mimarlos.

Anuncios

Estos tres bendecidos animales fueron llamados por Ken con los nombres de Brownie, Whitey y Blackie. Estaban muy hinchados y con sarna. Esta actitud, sorprendió al padre de Ken que con lagrimas en los ojos no dudo en sacar fotos a tan maravillosa actitud.

Estas imágenes que fueron subidas a las redes sociales, no tardaron en hacerse virales y consiguieron muchos seguidores, los que apodaron la situación como “el fenómeno Ken”.

Estas viralizaciones no solo consiguieron seguidores, sino muchísima gente que quiso de alguna otra forma apoyar a Ken, por lo que también comenzaron los donativos. Incluso de zonas remotas del mundo.

Fue así, que pasaron los años y un 31 de marzo de 2014 y gracias a las donaciones de seguidores y otras fundaciones o gente que se sintió tocada por esta obra benéfica, Ken inauguro “The Happy Animals Club” primera protectora de animales de su ciudad natal Davao.

Primero se alquilo un espacio de 930 metros cuadrados y lo cercaron, y Ken insistió en que el refugio fuera para todo tipo de animal que tuviera algún padecimiento.

Por supuesto que los primeros tres pensionados fueron Brownie, Whitey y Blackie, los que fueron atendidos por veterinarios y gracias a ellos sanaron sus heridas y su aspecto.

Hoy Happy Animals Club funciona perfectamente y ya han albergado a mas de 100 animales abandonados.

Mostremosle al mundo que los niños de hoy en día están muy comprometidos con los más desprotegidos. Son nuestro futuro.