La abandonaron encadenada, pero ella continuó amamantando a sus hijos

El amor de una madre no tiene fin, es inmenso.

Anuncios

La crueldad del humano a veces no tiene límites. Cuando se trata de animales hay de todo tipo de historias que cuentan atrocidades pero así como existen estas horribles historias, también existen con grandes finales felices.

Y la que te contaremos hoy es como esto. Tiene como protagonista a una perra hembra y madre de cachorros recientemente nacidos. Enterate de más leyendo esta nota.

Perra abandonada atada a un caño con sus crías

Anuncios

En esta terrible historia unas personas dejaron a una perra encadenada a un caño colgando de una cadena y si bien esta escena ya es terriblemente cruel y llama nuestra atención, se le agrega gravedad al mencionar que ella se encontraba amamantando a sus cachorros.

La perra tiene dos años y se encontraba sin agua, sin abrigo ni refugio. Tan solo entre unos pastizales amarrada de un sitio con una cadena muy corta que no le permitía movilidad. Solo podía estar echada sobre el pasto.

Esperanzas para la perra

Esta historia tiene lugar en Irlanda, más precisamente en Elphin y es una historia realmente cruel. Los humanos a veces pueden hacer terribles cosas y maltratar a los animales sin piedad alguna.

Para la suerte de la perra protagonista de esta historia y sus cachorros, no todos los seres humanos son iguales. Gracias a una mujer que pasó caminando por allí y los vio, llamó a las autoridades y pudieron sacarlos de esta situación tremenda.

Anuncios

La salvación para estos perros

La mujer que pasó caminando por allí y vio a la perra amamantando a sus cachorros atada y en esas condiciones terribles llamó a la policía y a la Sociedad Irlandesa de Prevención de la Crueldad Animal (ISPCA).

Las autoridades acudieron de inmediato a la escena y se dispusieron a resolverla. Los perros fueron rescatados y llevados al Centro Nacional de Animales de la ISPCA y fueron atendidos por médicos veterinarios.

Condiciones extremas para vivir


Anuncios

Además de lo terrible de estar atado sin poder moverse, esta perra no tenía ni espacio para sentarse o pararse. Solo podía estar recostada y sus cachorros junto a ella como podían.

Se habían registrado lluvias intensas en las semanas anteriores a encontrarlos y para las siguientes se esperaban más y mucho frío, así que tuvieron suerte de ser encontrados finalmente por la mujer que los rescató. 

Un final feliz

Los cachorros y su madre se encontraban a salvo sin grandes lesiones pero permanecieron un tiempo bajo monitoreo de los veterinarios ya que estuvieron viviendo en esas terribles condiciones.

La perra fue finalmente bautizada con el nombre Emmy Lou y sus pequeños cachorros recibieron diferentes nombres que les fueron puestos por el personal de la ISPCA.