Comprobado: Tener una hermana que habla mucho genera un efecto antidepresivo

Siempre lo pensamos pero ahora está comprobado.

Anuncios

Esto se ha confirmado!!! si tienes una Hermana que se caracteriza por hablar mucho, te generara un efecto antidepresivo y muchos otros beneficios mas que ya te expondremos.-

Mi hermana habla Mucho!!!!!

Una hermana desde que aparece en nuestras vidas, nos generan muchos sentimientos encontrados.

Anuncios

Pueden aparecer celos, pero también un grana gran compañía a la hora de los juegos. Puede a medida que crecemos en transformarse en nuestros grandes aliados, nuestros mejores amigos e incluso nuestros mejores confidentes.

Hay estudios que confirman que nuestras hermanas nos dan muchas cosas!!!!

Hay un estudio que confirma que una hermana que habla mucho nos generara un efecto antidepresivo de por vida.

La Universidad Brigham Young, ha publicado Science Daily recientemente y los resultados del Estudio que se refiere a los roles de las hermanas en nuestras vidas.

Anuncios

Esta investigación abarco a 395 familias, las que cada una tiene por lo menos dos hijos cuyas edades rondan de 10 a 14 años. 

La investigación afirmo que las niñas o niños que tienen hermanas se sienten menos solos. Son niños mas influenciados por sus mayores, y aprenden a socializar, ser mas generosos y abiertos a otras relaciones.

Pero también entendieron que existe un beneficio mayor. Confirmaron que tener hermanas mayores o menores y que hablan mucho generan en las menores un efecto antidepresivo.

El hablar mucho, el estar en contante cercanía de la voz de nuestras hermanas, crea lazos de comunicación profundos, por lo tanto se aleja de nuestros sentimientos el estado de depresión.

Las mujeres somos comunicativas y muy habladoras por naturalezas, y cuando estamos con nuestros afectos, nos soltamos mucho mas, por lo que el dialogo se transforma en algo constante y que aparenta ser cansador.

Pero esta sensación, que seguramente cuando somos chicos no entendemos y nos agobia, se transformara en nuestra adultez en una compañía permanente que solo sabremos interpretar, necesitar y entender de grandes.

No reniegues de el lorito parlanchin que tienes al lado, solo acéptala, y sobretodo aprende que sera en tu futuro el mejor remedio que te pudo haber regalado tu familia.

Cuéntale a tu hermana para que siga hablando más de lo que lo hace ahora 🙂