Un niño envía un paquete a Filipinas que 15 años más tarde le cambió la vida

Hoy en Mundo Positivo decidimos compartir la historia de un pequeño de 7 años oriundo de Idaho, Estados Unidos, y su paquete envíado hacia las Filipinas. 

Anuncios

15 años más tarde este niño sería protagonista de una de las historias de amor más geniales de todas.  Digna de una película romántica de Hollywood.

Una historia realmente emocionante que nos hace creer en el verdadero amor y nos hace confiar en las vueltas del destino.

Tiempo después este joven recibe una gran sorpresa

Anuncios

Algunos años atrás, Tyrel Wolfe formó parte de un proyecto de caridad en su pueblo natal de Midvale, Idaho. La idea del programa era enviar, cada uno, una caja de zapatos con algunos utencillos (como lápices y demás) y una foto hacía las Filipinas. Lo cierto es que la gente de ahí realmente necesitaba una ayuda.

Entonces Tyrel armó su propia caja de regalo y puso en ella algunos juguetes, cosas para la escuela y una foto de él. Así este regalo fue enviado y recibido del otro lado por Joana.

Por su parte, la joven ni siquiera recuerda qué era lo que contenía la caja pero si guardó para siempre la foto que había en ella. La foto de Tyrel.

Ella tuvo la foto como un tesoro preciado y jamás pudo dejar de pensar en ella. Por eso decidió buscar a Tyrel en Facebook y así enviarle una solicitud de amistad.

En un principio Tyrel no hizo nada al respecto. Vio la solicitud y no la respondió. Aunque, meses después, decidió aceptarla y ver de que se trataba. Él sentía curiosidad de cómo una chica de Filipinas podía llegar a conocerlo. Definitivamente con el paso del tiempo había olvidado aquel regalo que había mandado hacia las Filipinas.

Facebook fue el motor de la relación

Lo cierto es que él le mandó un mensaje preguntándo cómo era que se conocían. Joana le recordó acerca del programa de caridad en el que él había participado años atrás. También le explicó acerca del paquete y la foto que ella había recibido.

Anuncios

Tyrel no lo podía creer, no lo recordaba del todo. Hasta fue a preguntar a su madre acerca del hecho y ella, por supuesto, le confirmó todo. Joanna incluso le había mandado una carta a Tyrel que, por alguna razón, jamás llegó a destino. 

Los jóvenes comenzaon a hablar más y más seguido por Facebook. Crearon una estrecha relación y cada vez se daban cuenta que tenían muchas cosas en común. Al cabo de unos meses, Tyrel pudo ahorrar el dinero necesario y decidió hacer un viaje a Manila, Filipinas. 

El nerviosismo se hizo presente antes del primer encuentro

El primer encuentro se dio en el aeropuerta de Manila. Cuando Tyrel llego Joana no lo podía creer. Mientras lo miraba y miraba a la gente a su alrededor se dio cuenta de que era realmente distinto a todas las personas que estaban ahí.

Durante los primeros instantes del encuentro ambos cayeron en la cuenta de que todo debía ser obra del destino. Aquel primer viaje fue lo más importante de la relación. Pasaron 10 grandiosos días juntos y luego Tyrel tuvo que irse pero prometió a Joana que volvería.

El muchacho viajó dos veces más y luego decidió pedir permiso al padre de Joana para casarse con su hija. El padre bendijo el matrimonio pero la madre no estaba muy de acuerdo.

Anuncios

Finalmente la madre de Joana cedió y 5 meses luego del primer encuentro Tyrel y Joana tuvieron una verdadera boda filipina. Todos estaban vestidos con la ropa típica de esa ceremonia y la pareja pidió que los regalos fueron donados a la organización mediante la cual ellos se conocieron.

Es indiscutible el papel fundamental que jugaron las redes sociales en esta increíble historia. Gracias a Facebook estas dos personas cumplieron su destino y pudieron conocerse. 

Recientemente Joana y Tyrel tuvieron a su primer hijo. Un bebé hermoso, fruto del amor que estas personas sienten entre ellos.

Una historia que nos hace creer más aún en el verdadero amor, el amor para toda la vida.