Abuela no soportaba al perro de su nieta y ahora está viva gracias a él

Anabelle se encontraba un día paseando por las calles de Goergia, Estados Unidos cuando se encontró a un hermoso pero maltrecho perro callejero frente a ella.

Anuncios

Ella no podía abandonarlo asi nomás, aún así sabiendo que si lo llevaba a casa a su abuela no le caería muy bien. Y es que la señora no era muy amiga de los animales, especialmente de los perros.

Gracias a Dios la joven decidió llevar al perrito a casa más allá de todas las represalias que habría. El simple hecho de haberlo rescatado no sólo mejoró la vida del animal sino que además salvó la vida de la abuela.

Un comienzo tempestuoso

Anuncios

Al llegar a casa, lo primero que hizo Anabelle fue bañar al perro. Lo cierto es que el animal estaba demasiado sucio como para causar una buena primera impresión a la señora. La joven sabía que todo debía ser lo más perfecto posible si quería que su abuela lo aceptara. Por su parte, el cachorro jamás se quejó durante el baño.

Luego de haberlo bañado, ya con un aspecto más presentable, Anabelle decidió presentarlo a su abuela. Fue en ese momento también que decidió llamar Manson al cachorrito.

Como era de esperar la señora no quiso saber nada con tener un perro en su casa. Sin embargo, la joven pudo convencer a su abuela de que lo dejara quedarse algunos días. Al menos hasta que ella pudiera llevarlo al refugio de animales.

Ambas pactaron que el cachorro se quedaría una semana. Una vez finalizado ese período de tiempo debí irse si o si, inmediatamente.

La despedida

Finalmente Anabelle consiguió un refugio para llevar al pequeño Mason. Fue así que no pasaron muchos días hasta que apareció una nueva familia adoptiva dispuesta a hacerse cargo del perro.

El momento de decir adiós había llegado y fue realmente duro. Tanto la joven como el perro se habían encariñado y les costó tener que separarse.

Anuncios

Anabelle quedó en contacto con la nueva familia de Mason y hablaba de vez en cuando para saber cómo andaba el cachorrito. Cierto día la llamaron y le comunicaron que Mason estaba enfermo y necesitaba cuidado urgente.

Anabelle se dirigió inmediatamente al veterinario para estar con Mason. No pudo evitar sentirse culpable y cuando el animal se recuperó ella rogó a su abuela que le dejase adoptarlo. Reacia a la situación, la señora acpetó de todas formas.

Mason salva a la abuela

Anuncios

Una noche como cualquier otra, Anabelle estaba durmiendo cuando Mason la despesrtó abrutamente. Raro en el porque siempre dormía toda la noche. Entonces se hizo entender ocmo pudo y “pidió” a su dueña que lo siguiera.

Fue así que la guió rápidamente hasta el baño de la abuela, lugar al que no tenía permitido ir bajo ningún punto de vista, y ahí encontraron algo terrible.

La señora estaba tirada y Mason lloraba encima de ella. Anabelle recordó los problemas cardíacos de los que sufría su abuela y llamó inmediatamente a la emergencia.

Por suerte la señora pudo ser reanimada y todo salió bien. Ya en el hospital cuando la abuela despertó y le contaron lo que había pasado, ella no pudo más que agradecer al pequeño Mason.

Desde ese día la abuela comprendió lo valiosos, leales e inteligentes que son los perros. Resultan una compañía invaluable para cualquier persona y así lo cree ahora esta señora también.

Amo  a los perros y quiero que la historia sea conocida por todos. ¿Me ayudas?