Las primeras sextillizas de la historia lucen muy bien a los 36 años de su nacimiento

Una belleza de familia, único en la vida y en la historia.

Anuncios

Esta Historia tiene ya 36 años, y sucedió en Liverpool, Inglaterra. El matrimonio de Janet y Graham Walton tuvieron sextillizas en esa época, tema que no paso inadvertido y trascendió al mundo entero.

Luego de algunos años de casados, y después de varios intentos y tratamientos de fertilidad, Janet no lograba su tan ansiado embarazo. Pero pasado un tiempo la gran noticia les llego.

Anuncios

Pero no solo se pusieron felices con esta esperada novedad, sino que su alegría fue mayor al enterarse que este embarazo era múltiple, Janet esperaba sextillizos.

Con esta inmensa alegría, comenzó a pasar el tiempo hasta llegar a la semana 31, en la que los médicos consideraron que culminara el embarazo para dar cabida al alumbramiento. Fue así que en el año 1983, sin inconvenientes y con gran salud, nacieron estas hermosas sextillizas llamadas: Sarah, Hannah, Jennie, Ruth, Kate y Luci.

“Cuando llego ese día en el que fuimos a un control de tantos, los médicos sugirieron mi internacion, para provocar el nacimiento y que las bebas nacieran saludables, no dude un segundo”, comentaría Janet a uno de tantos reportajes realizados en la época.

Anuncios

Fueron los primeros años muy difíciles, de mucho cansancio, mucho movimiento y las horas de sueño escasas y en turnos, para no perder la atención de ninguna de las niñas. Pero así y todo, la alegría siempre al limite, nunca un arrepentimiento por la situación.

En otra entrevista realizada a Janet, comentaría: “Fueron los primeros dos años muy difíciles, pocos brazos para tantos bebes, pero siempre contamos con la ayuda de familiares y amigos incondicionales. Lo único que siempre lamentaremos es en esos dos años no haber tenido un poco mas de tiempo para disfrutarlas.”

Anuncios

Hoy día, con 36 años de cada una, este matrimonio, a su vez se ha transformado en abuelos. Sarah fue la primera en darles el titulo, al tener una hermosa hija a la que llamo Jorgie.

La relación de las seis mujeres, continua intacta. Siempre crecieron en el amor de un buen hogar, y esto ha hecho que se hicieran muy unidas y muy atentas una a la otra.

Hoy todos transformados en tíos y abuelos, han depositado sus ojos en el crecimiento de la pequeña Jorgie.

“Cuando Jorgie nació, nos cambió la vida. No solo estamos mas unidas que nunca sino que disfrutando el crecimiento de la pequeña así como no he podido hacerlo con mis hijas”