5 cambios que tu cuerpo sufrirá si dejas de comer harinas

Las harinas en exceso hacen daño y te contamos porqué debes disminuir la ingesta.

Anuncios

Los Hidratos de Carbono, son nutrientes que nuestro organismo necesita para obtener energía. Pero a pesar que los carbohidratos forman parte de una dieta, las harinas refinadas no son los más aconsejables, porque no tienen  un gran aporte nutricional y nos generan aumento de peso.

A continuación, te daremos 5 tips con los grandes beneficios que llegarán a nuestro organismo si dejamos de consumir las harinas refinadas en exceso.

Porque debemos dejar de consumir Harinas Refinadas

Anuncios

Como dijimos las Harinas son un tipo de carbohidratos no saludables. Si consumimos en exceso, el hígado no tendrá la posibilidad de procesarlos y los convertirá en grasas.

1 – Evitaremos Trastornos Intestinales:

Las harinas tienen un complemento llamado lecitina, que provoca inflamación intestinal y también afecta a las células. Las harinas refinadas pierden el 80 % de fibras, por lo tanto consumiremos muchos carbohidratos de liberación rápida que perjudicara a nuestro hígado y estomago.

2 – Un PH equilibrado:

El Cuerpo Humano tiene un PH equilibrado, que normalmente es del 7,4, por lo que cualquier alteración al mismo puede ser nocivo. Consumir gran cantidad de harinas refinadas destruirá el calcio de los huesos y nos alejaremos de ese equilibrio.

Anuncios

3 – Peso equilibrado:

La harina de trigo, contiene una propiedad llamada gliadina, la que actúa en nuestro cerebro dando la señal de apetito. Los alimentos con harinas refinadas también contienen altas cantidades de azúcar, por lo tanto aumenta la glucemia y esta favorece el apetito.

4 – El Colesterol se controla:

El colesterol malo (LDL) se mantendrá en niveles bajos, si dejas de consumir harinas refinadas, y aumentara el colesterol bueno (HDL), por lo tanto se reducirán sustancialmente los riesgos de trastornos cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.

5 – Se acelera el Metabolismo:

Esto lo determino un estudio en el cual se dividieron dos grupos de personas con pesos similares. A un grupo se le dio harina refinada y al otro harina integral. Luego de terminado el estudio se determino que el grupo de mayor consumo de harinas refinadas tenia un metabolismo lento y había aumentado su nivel de glucemia.

En el Cuerpo Humano la grasa contribuye a la formación de trigliceridos, los que nos generan energía, pero en niveles elevados son dañinos, pues en abundancia elevan las posibilidades de sufrir un infarto.  Si omitimos el consumo de harinas ayuda a reducir los trigliceridos y con ellos alejarnos de problemas cardiovasculares.

La exclusión en cantidad de harinas refinadas, son muy positivas para la salud, pero esto no quiere decir que tengas que prohibir su consumo. En bajas cantidades y pocos días en la semana, será suficiente para mantener un equilibrio fundamental al organismo. La buena alimentación acompañada de una rutina diaria de ejercicios serán lo ideal para una vida saludable y llena de energía.

Déjanos un comentario y contanos si te sientes capaz de disminuir la cantidad de harina o eres muy adicta a ella.