Exigirse ser fuerte trae consecuencias y agotamiento emocional

El Agotamiento emocional, aparece cuando excedemos esa cuota psicológica, de la cual podemos canalizar, gestionar y controlarnos.

Anuncios

No solo se relacionan a los efectos del estrés laboral , sino también a la carga que tomamos en responsabilidad cuando asumimos conflictos o responsabilidades que afectan directamente nuestros estímulos emocionales.

Si hay algo que tenemos es el poder identificar el agotamiento físico, porque nuestro cuerpo como si hablara exige descanso, pero el agotamiento emocional es muy diferente y a veces no podemos identificarlo. Día a día cargamos sobre nuestros hombros una emoción tras otra, y cada día nos sentimos con menos ganas, mas cansados, con menos motivación, etc.

Anuncios

Síntomas del Agotamiento Emocional

1 – Olvidos Frecuentes: es tanta la información que agregamos día a día, que es común que empecemos con olvidos frecuentes de pequeñas cosas.

2 – Irritabilidad: La irritabilidad, sentirnos  molestos por todo y el mal humor son otra señal de agotamiento.

3 – Insomnio: La falta de sueño, es otra característica que aparece, los problemas nos dan vueltas en la cabeza, y esto hace difícil conciliar el sueño.

4 – Sin motivación: actuamos mas mecánicamente, por lo tanto es tan fuerte nuestro pensamiento en los problemas que ya del vamos nos agota, por lo que la motivación personal desaparece.

Anuncios

5 – No tenemos pensamientos: La confusión aparece, el agobio cerebral nos desmotiva y nos hace lentos. Razonamos lentamente.

6 – Nos distanciamos de afectos: El afecto es la primer emoción que desaparece, es un aplanamiento emocional. Pareciéramos carecer de emociones.

7 – Hipersensibilidad: hasta lo mas pequeño nos afecta. Cualquier cosa por pequeña que sea nos supera y nos hace llorar con frecuencia.

Aprendamos a manejar el Agotamiento Emocional

Por supuesto que la mejor manera de salir del agotamiento es descansando, relajarnos y tomar distancia a los grandes conflictos. Pero también hay otros recursos:

Mindfulness:

No solo es una técnica de meditación, sino que forma parte de una filosofía de vida.

Nos ayuda a detectar lo que nos pasa a nivel cuerpo y mente. Nos enseña a entender el aquí y ahora. Nos defiende de los pensamientos negativos y del estrés.

Anuncios

Darnos Tiempos a nosotros mismos:

A veces algo tan sencillo como salir a caminar, o conectarnos con nuestros amigos, puede ser la gran cura a nuestros problemas y a nuestra calidad emocional.

Desahoguemos:

Sacar a la luz nuestras emociones, nos quitara peso a nuestros hombros. Hay varias formas de poder sacar lo que tenemos bien profundo en nuestro cuerpo. Podemos consultar a un profesional, tratar de sincerarnos en el ámbito de amigos, compañeros o gente de nuestra mas alta confianza, Tomar la lapicera y hacer catarsis escribiendo, hacer ejercicios o cualquier actividad artística que nos ayudara a liberar nuestras emociones.

Conclusión: no escapes a las señales que cuerpo y mente nos dan. Trata de escucharlas y entenderlas, para así recurrir a la salida que te de beneficio y haga que tus hombros tengan el peso elegido y no la sobrecarga que te hará trastabillar.