Skip to content

5 trucos de maquillaje para lucir más joven y bonita

El maquillaje es una práctica social y artística que se realiza hace cientos de años. Esta manifestación ha sido modificada por el tiempo según sus necesidades. Y en este caso nos lleva al maquillaje ideal para lucir más joven que es una de las preocupaciones estéticas de nuestra época. Esta se vincula estrictamente con el rejuvenecimiento de nuestros rostros y de nuestra piel. Día a día la polución nos contamina la piel, el exceso de sol, el estrés y la fatiga colaboran al deterioramiento de nuestros rostros. ¿Están preparadas para convertir esta preocupación en una ocupación? Con estos trucos de maquillaje podrán proteger su piel de todas estas circunstancias y lucir más jóvenes y bellas.

¿Cómo lucir más joven gracias a nuestros maquillajes?

1- Hidratación

La hidratación es el pilar para tener una piel saludable, una piel sin imperfecciones, una piel sin sequedad, una piel sin manchas y sin todas aquellas cosas que envejecen nuestro querido rostro. Colocarse crema hidratante nos dará la posibilidad de tener una piel sana para poder colocar el maquillaje sobre ella sin ningún tipo de problema. Cuando la piel está sana permite que los poros absorban con mayor profundidad y de manera más rápida el maquillaje aplicado. Para esto es aconsejable en principio limpiarse la cara con desmaquillante y luego colocarse una crema hidratante. Es aconsejable hacerlo antes de irse a dormir y al despertar, es decir todos los días dos veces al día. Y si tenes más tiempo en cualquier otro momento del día, pues ponerle crema a tu piel es cuidarla, sanarla y prevenirla de manchas indeseables o imperfecciones. Con una piel sana y cuidada, ponerse maquillaje solo te dará placer, verás cuan efectivo es este primer paso para que te veas más joven. ¡Anímate a probar!

2- Pre-base y base

Se le llama “pre-base” a aquellos productos que se utilizan para dejar la piel suave, sedosa y permeable para luego colocar el maquillaje. Estas bases alisan los poros mientras que la piel absorberá la humedad de la misma. Gracias a la existencia y la aplicación de esta pre base los poros se llenan, las texturas indeseadas y arrugas se invisibilizan y la piel se hidrata lo cual hace que luzca más joven y saludable. Este paso es importante porque en esta pre base se colocará el resto del maquillaje. Junto con la pre base convive la base que es otro de los  pilares para un maquillaje rejuvenecedor pues esta tiene la tarea importante de emparejar nuestra piel, de borrar posibles manchas del paso del tiempo, posibles marcas o imperfecciones que hablan sobre nuestra edad. Eso sí: la base tiene que ser ligera, en lo posible no en polvo porque estas secan la piel y no queremos una piel reseca que resalte arrugas o imperfecciones. Lo más recomendable es utilizar esponjas para aplicarla en el rostro y testearlas primero en nuestra mano. Esto colabora a que te coloques lo suficiente y necesario y no en exceso y luzcas hermosa.

3- Mejillas rosadas

Las mejillas y los pómulos rosados son una característica de la juventud. Esta característica tiene que ver con tener mejillas suaves y blandas. Para ello puedes aplicar una capa de rubor que ofrece un brillo tenue y combinarlo adecuadamente con tu maquillaje. Esto da la sensación de frescura y te hará ver rozagante, como cuando eras más joven. El rubor es uno de nuestros aliados siempre que lo usemos de manera correcta. El color rosa y el melocotón son los ideales para este propósito. Harán que luzcas joven y grandiosa. Recuerda que es importante que te coloques el color de rubor que quede con tu piel. Si tu piel es más clara o pálida mejor utilizar sutilezas dentro de la gama rosa, cosmético, melocotón, o salmón. Si tu piel es más oscura u opaca

4- Sombra de ojos

Los ojos son una parte importante de nuestro maquillaje pues es donde usualmente va toda la atención. Y suelen ser grandes delatores de la edad porque muchas de nuestras arrugas se encuentran allí en los párpados, por debajo de los ojos y al costado de los ojos (las conocidas “patas de gallo” o “bolsas”). Es por esto que la sombra debe alisar el párpado y unificarlo, dejándolo óptimo para resaltar nuestros ojos y nuestras pestañas. Los colores ideales para tener ojos rejuvenecidos son: el beige, el dorado y el salmón claro. Los colores más oscuros deben aplicarse en el tercio exterior del párpado y a medida que se acerca al lagrimal ir aclarándolo. Se pueden hacer técnicas de esfumado tipo “smoke” o en degradé. Existen muchas técnicas y podrás usar la que más te agrade, solo recuerda alisar primero el párpado unificándolo con el color que elijas y luego hacer el efecto que más te guste por encima de él.

5- Labios

Los labios son otro de los pilares del maquillaje para rejuvenecernos pues los labios tienden a afinarse con el paso del tiempo, sobre todo el labio superior. Y es por esto que la clave del labial inicialmente es poder devolverle volumen a los labios. El volumen además de aparentar menos edad le da mayor relevancia a ese sector del rostro que es tan llamativo pues cada vez que hablamos nos ven los labios. Lo importante a saber de los colores para tu labial ideal es que los tonos rosados o durazno son los mejores para las pieles claras y para las pieles de tonos más oscuros lo son los colores como el malva, el rojo, el violeta y el marrón. Mantener hidratados los labios es otra de las claves para que se vean jóvenes y frescos. Para ello puedes recurrir a un brillo suave que resalte el color y de sensación de frescura de manera constante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies