Skip to content

5 estrategias para mantener a la familia unida

La familia es de lo más sagrado y maravilloso que uno puede tener. Las personas que componen la estructura familiar son seres especiales y únicos que conviven -en ciertos casos- con códigos comunes y reglas consensuadas y aceptadas por todos. Pero no siempre se llevan de lo mejor, al ser diferentes todos tienen distintas personalidades y eso hace que a veces existan cruces, rispideces entre algunos y esto pueda generar conflictos e incluso separaciones. Para evitar esto aquí te mostraremos algunas de las estrategias que puedes poner en práctica en tu grupo familiar para que todos se escuchen, se respeten y puedan seguir compartiendo y disfrutando de su hermosa familia.

¿Cómo mantener a mi familia unida?

1- Con buena comunicación

La comunicación es de las principales cosas que se necesitan para cualquier tipo de vínculo pero especialmente en las familias es una herramienta muy útil puesto que suelen ser muchas personas y compartir gran cantidad de momentos. Muchas de las personas de las familias conviven muchos años juntos lo cual requiere de una saludable convivencia y para ello es fundamental comunicarse con respeto y sinceridad. Una buena comunicación garantiza un buen vínculo y un vínculo saludable garantiza la unión de la familia. Además en las familias suele haber personas de diferentes edades y por ende en diferentes momentos de la vida que hacen que las formas de expresión sean diferentes. Por ejemplo si un adolescente quiera comunicar sus ideas a sus abuelos, puede que ellos no utilicen los mismos tecnicismos o no estén tan familiarizados con cierta tecnología o aparatos modernos y si ambos no ponen paciencia y empatía en la comunicación, les será imposible. Es por esto que comprender al otro y tratar de hacerse entender con cariño, paciencia y tolerancia les permitirá una conversación sana y agradable, dándoles así una duración en el tiempo.

2- Con compañerismo

De seguro alguna vez habrás escuchado la frase “las familias no se eligen, tocan” y esto tiene algo de verdad. Uno no elige a sus padres, sus hermanos, sus tíos o sus abuelos, sus primos, simplemente nace en un entorno con esas personas involucradas y es recibido, aceptado y amado por ellos. Con el tiempo el amor de uno hacia los demás va creciendo pues estas personas son las que te cuidan, te enseñan, te apoyan, te ayudan y te acompañan toda la vida. Incluso hay muchos de ellos que si pudiéramos elegirlos también de amigos, lo haríamos. Pues el compañerismo es un valor importante para mantener a la familia unida porque con este se podrán acompañar en momentos de necesidad, en todo tipo de aventuras y travesuras, en momentos tristes o de oscuridad, en momentos divertidos y de ocio y mucho más. 

3- Con actividades en común

Siempre es un buen momento para pasar tiempo junto a tu familia. Esto podrá ayudarlos a fortalecer el vínculo, a conocerse más, a aprender unos de los otros, a fomentar valores como el amor, el compañerismo, la solidaridad, el respeto y la amistad. Cuanto más tiempo pasas con ellos más oportunidades tendrás de conversar y saber cómo se sienten, qué les interesa, qué les gusta, qué cosas no les agradan, cuáles son sus sueños y mucho más. Este conocimiento te podrá permitir compartir cosas en común o saber qué cosas no harías con esa persona pero sí con otra. Además de profundizar en los vínculos con cada uno también podrán divertirse y pasar un buen rato juntos. Esto generará que grupalmente tengan ganas de repetirlo y organicen salidas, paseos, actividades al aire libre, deportes, arte y mucho más.

4- Con justicia y equidad

En las familias suelen darse problemas de celos pues es posible que haya preferencias y que estas se vean manifestadas mediante acciones que posiblemente los adultos cometan sin darse cuenta o sin querer. Algo que parece ser una minucia, incluso puedes no darte cuenta nunca que lo has hecho si no te lo dicen, puede generar grandes lesiones emocionales en los niños. Ellos no comprenderán por qué lo haces y su autoestima bajará entristeciéndolos innecesariamente. Así que recuerda prestar atención cuando accionas y no hacer diferencias ni tener preferencias para que nadie se sienta mal ni lastimado. Fomentar darle todo en partes iguales, pasar el mismo tiempo con cada uno, escucharlos, interesarse por ellos, todo ello contribuirá a la unión familiar y el amor. 

5- Con el ejemplo

Mantener a la familia es una tarea de todos los días, deberán todos aportar su granito de arena para llevarse bien y tener vínculos armoniosos entre ustedes y para ello es fundamental dar el ejemplo. Sea cual sea tu rol en el grupo familiar es saludable que des el ejemplo, es decir que demuestres cuan importante es para ti que todos se lleven bien y se quieran. Si tu te vinculas de manera cariñosa y respetuosa con los demás, pues ellos verán esto y se motivarán para hacer lo mismo. Si tu te interesas por las personas que forman parte de la familia y quieres acercarte a ellos y te esfuerzas por hacerlo pues todos lo verán y querrán formar parte de ese vínculo de amor y compañerismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies