Skip to content

5 consejos para ser personas más felices

La felicidad es una de las metas más buscadas en la historia del ser humano. ¿Te has preguntado alguna vez cómo ser más feliz? Si la respuesta a esta pregunta es que sí: en este artículo hablaremos sobre las mejores formas para ser felices o para aumentar nuestra felicidad. Parece algo sencillo ¿no? pero a veces nos olvidamos de intentarlo o de hacer cosas para estimular nuestra felicidad y bien estar. Pero de esto se trata lo que hablaremos hoy, de recordarnos, de esforzarnos, de dedicarnos de lleno a nosotros, a nuestra felicidad y a nuestra capacidad de hacer más felices a otros.

¿Cómo ser personas más felices?

1- Reflexionando y eligiendo

La reflexión es parte del ser humano, es la capacidad de pensar, recordar, debatir, suponer, hipotetizar, proyectar y más. Esta herramienta nos permite ahondar en como estuvimos, como estamos y cómo podríamos estar. Nos sirve para tener un punto de partida y una proyección, para entender qué cosas nos hacen bien y cuales no. Y gracias a esto poder tomar las decisiones que nos llevan a ser más felices. La reflexión es importantísima en nuestra vida en general pero cuando se trata de uno mismo es más importante aún pues es difícil hacer auto crítica a veces o pensarse a uno mismo. Pero es un buen tiempo siempre de hacerlo, es un buen momento para detenernos y examinarnos, ver cómo nos sentimos con lo que nos rodea, con las personas con las que compartimos la vida, con el trabajo que tenemos, con las actividades que hacemos, con todo aquello que le dedicamos tiempo y energía de nosotros. Haciendo este ejercicio de reflexionar podremos aumentar aquello que nos gusta y eliminar aquello que no queremos en nuestra vida.

2- Aceptando y sanando

La aceptación es otra pilar importante para nuestra búsqueda de la felicidad. Si uno acepta, si uno se acepta o acepta las circunstancias que la vida les presenta puede crecer. De esta forma puede también avanzar y disfrutar de lo que la vida le presenta. Cuando uno no logra la aceptación se frustra, se detiene, se entristece y se enoja lo cual lo lleva al lugar opuesto al que quiere llegar. Así que recuerda que aceptar es sano y te hará sentir mejor. Y la sanación también es parte del camino hacia uno mismo, es parte del encuentro y la conexión con nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestro espíritu. Es una actividad necesaria y poderosísima. Sanar es parte del proceso de madurar y de crecer, es la parte saludable en la cual el individuo logra evolucionar y convertirse en una persona más pacífica y feliz.

3- Agradeciendo y trabajando

Agradecer es un bonito ejercicio que una vez que se adopta se vuelve hábito y te cambia la vida a lo grande. Este ejercicio permite que puedas observar lo que te rodea, lo que tienes y lo que te sucede. Observar permite que abras, que amplíes, que agrandes las posibilidades y que la abundancia se presente en tu puerta, que te acompañe y te brinde grandes satisfacciones haciéndote una persona mucho más feliz. ¡Agradece todo lo que tienes, atraerá mucho más! Además de agradecer es muy importante trabajar en aquellas cosas que queremos para lograr nuestra felicidad. Y el trabajo no solo implica el trabajo mismo que uno realiza a cambio de dinero para sobrevivir, sino el trabajo interno, el trabajo personal, el trabajo con el otro. Trabajar implica dedicación, tiempo y esfuerzo. Todos estos factores permiten que puedas profundizar en aquello que quieres o en los vínculos que te interesan y esto te hará más feliz y dedicado a ello.

4- Amando y activando

El amor podrá darte grandes satisfacciones y no hablamos de amor hacia una persona necesariamente sino el amor por uno mismo, el amor por las cosas que deseamos y hacemos. Ponerle amor a cada acción que realizamos hace que todo sea más ameno, que todo se pueda disfrutar y que de todo ello se saque una conclusión positiva y esto nos hará más felices definitivamente. Activar es parte del amor hacia uno mismo pues es lo que necesitas para que tu vida esté en movimiento: ya sea tu cuerpo, tu mente, tus relaciones, tus actividades, tus acciones y más. Ser una persona activa es ser una persona más feliz. Estar en movimiento implica que nuestra mente fluya y que pensemos, creemos y creamos. Lo cual es fundamental para consolidar nuestra felicidad. ¡No esperes más, activa tu vida!

5- Relajando y divirtiendo

Relajar es una parte importante para estar en armonía con uno mismo y con el entorno que nos rodea. La armonía y la paz son parte del camino hacia la felicidad o a ser más felices de lo que somos. Esto implica estar tranquilos, no presionarnos, tratar de no generarse estrés, de no sufrir o estar tristes. Existen muchas formas de relajar pero puedes empezar probando con el yoga, la meditación, las caminatas o el deporte que más te guste y te haga bien. Y nunca debes olvidarte de la diversión y el entretenimiento pues estas son claves para ser personas felices. Es importante que en tu vida haya espacio para esto pues alimentará tu alma y te hará disfrutar más. Salir con tus amigos o compañeros, hacer alguna actividad artística: baile, canto, pintura, escultura, entre otras, pueden ser grandes opciones para que te diviertas y hagas de ello un motivo más de tu felicidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies