Skip to content

5 consejos para ser mejores personas

Los seres humanos anhelamos un equilibrio personal e individual y a su vez uno colectivo y global. ¿Te has preguntado alguna vez cómo lograrlo? Una de las respuestas a tal pregunta está asociada a la capacidad que tenemos las personas en ser mejores de lo que son, es decir en el esfuerzo mismo de ser una mejor persona. Los individuos tienen una construcción social-personal, un recorrido de aprendizaje y conocimientos adquiridos y vivencias a lo largo de su vida que ha transitado y esto los ha formado. Pero siempre se puede ser mejor de lo que uno es y en este artículo hablaremos acerca de ello.

¿Cómo ser una mejor persona?

1- Con respeto y empatía

El respeto es una de los primordiales factores para ser una mejor persona. Tener la capacidad de respetarse a uno mismo y de respetar a las demás personas te dará grandes posibilidades de vincularte y de disfrutar de cualquier relación que quieras establecer. El respeto hacia el otro también incluye el respeto hacia sus elecciones, sus creencias, su cultura, sus costumbres, su forma de ser y de percibir la vida entera. Y esto también se relaciona con la conocida capacidad de ponerse en el lugar del otro, algo que a veces cuesta hacer pero que es muy importante si quieres ser una mejor persona. La empatía nos permite comprender la situación que está viviendo el otro o que ya vivió y por la cual acciona de la forma en que lo está haciendo. A veces uno puede compartir y a veces no, pero poder proyectarse del otro lado es saludable y tiene que ver con ser mejor persona y preocuparse por los demás.

2- Con paciencia y escucha

La paciencia es una característica necesaria para ser una buena persona y es algo que se practica día a día y que se estimula por lo cual siempre puede ser mejor. La paciencia y la tolerancia son fundamentales para convivir con otras personas en sociedad y en comunidad. Aprender, comprender, darle el tiempo que necesitan las cosas y los procesos de cada ser humano es una experiencia única. Y otra característica que se relaciona con la paciencia y es muy importante para este asunto es la escucha, puesto que esto demuestra nuestro interés por nosotros mismos y por los demás. Tomarse el tiempo de escucharse, de interpretarse, de entenderse, de permitirse de manera individual y hacia los demás es convertirse en mejor persona y crecer.

3- Con aceptación y perdón

Aceptarnos y perdonarnos es importantísimo en el camino de la búsqueda de ser una mejor persona. Si uno se acepta tal cual como es, acepta sus errores, sus dudas, sus conflictos internos, sus acciones y sus deseos y a su vez tiene la capacidad para perdonarse aquello que no está conforme o que se arrepiente, podrá convivir con todo ello y así podrá afrontarlo y resolverlo o modificarlo para una próxima vez. Lo mismo funciona hacia las demás personas: la capacidad de aceptar y perdonar, de comprender que todos podemos cometer errores y que siempre es sano dar una nueva posibilidad, dar vuelta la página y poder permitir que nuevos cambios se avecinen. Aceptar y perdonar es sanar, es mutar, es evolucionar y madurar para ser mejor  y ayudar a que los demás también lo sean.

4- Con conciencia y solidaridad

Ser conscientes de las acciones que cometemos es importantísimo porque esto nos ayuda a reflexionar sobre nuestro comportamiento y nuestra conducta. Esto hace que siempre podamos proyectar una mejoría. Accionar de manera consciente es hacerlo de manera responsable y todo aquello que uno haga desde ese lugar será con atención, con optimismo y con buena voluntad. La solidaridad es un factor maravilloso en la búsqueda de una mejoría como ser vivo. Pensar en los demás y poder ofrecer tiempo, dinero, materiales o recursos a los que menos tienen es enfocarse en ser mejor. No importa si tenemos mucho o poco, lo que importa es que podamos compartir lo que tenemos con los demás, que podamos abrirnos al mundo y abrir nuestro mundo, dar un poco de lo que tenemos. 

5- Con paz y amor

La paz y la armonía son factores importantes para convertirnos en mejores persona pues con ellas podemos afrontar todas las crisis o situaciones conflictivas que nos cruzamos. Es una gran herramienta que da valor y sabiduría para los momentos más difíciles. Además esta grandísima herramienta nos da mejor predisposición para encarar la vida día a día. Y dicen que es algo que se contagia energéticamente así que tal vez nuestra paz también puede colaborar con un mal momento de alguien. A su vez vivir la vida con amor, con cariño, con dedicación, con pasión puede colaborar a lo grande. Abordar los días de nuestra vida llenos de amor nos llena de energía y coraje en muchos aspectos. Las personas que sienten amor son más puras, más felices, más sensibles, más perceptivas, más solidarias y empáticas. El amor sana el interior de las personas y además contribuye a que los vínculos sean sinceros y profundos para poder disfrutarnos más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies