Skip to content

5 consejos para lograr un matrimonio duradero

El matrimonio puede ser de las cosas más hermosas y duraderas en el tiempo si las personas involucradas así lo quieren. Elegir a alguien para unirse en matrimonio es algo verdaderamente especial y único. Cuando las personas se quieren, se cuidan y se acompañan puede que su matrimonio dure para toda la vida. Se trata de todos los días trabajar en la relación, trabajar con uno mismo y aprender a trabajar con la otra persona también. El matrimonio es aquella institución social en la que dos personas se unen para tener un vínculo conyugal. Esta práctica tiene bases comunes basadas en la ley, la cultura y la religión en algunos casos. ¿Quieres conocer los trucos más efectivos para mantener un matrimonio duradero y feliz? ¡Te lo contaremos!

Los mejores consejos para tener un matrimonio feliz y duradero

1- Comunicación y sinceridad

La comunicación es el primer pilar para tener un matrimonio duradero pues al principio puede que sea algo que se de implícitamente y de forma natural pero con el paso del tiempo a veces comunicarse puede volverse más complicado. Es por esto que es importante recordar que hablar siempre es positivo, que manifestar tus emociones y permitir que tu pareja lo haga los llevará a un buen lugar de entendimiento, de confianza y de buena convivencia. Además en la comunicación es necesaria la existencia de la sinceridad pues una está ligada a la otra. Ser sinceros con nosotros mismos, con lo que sentimos y con lo que nos hace sentir la persona que tenemos al lado puede darnos grandes satisfacciones. Establecer el código de la sinceridad hace que la confianza prime en el vínculo, hace que uno pueda descansar en el otro y sentirse seguro lo cual también es fundamental para poder tener el mismo compañero todos los días y disfrutarlo.

2- Compañerismo

El compañerismo es otro gran factor importante en los matrimonios pues implica que las personas involucradas en la pareja se elijan, se apoyen y se acompañen pase lo que pase todos los días de su vida. Sentirse acompañado es sentirse querido y cuidado, lo cual generará deseos de estar toda una vida con quien nos brinda tal satisfacción además de poder proyectar, poder probar y aprender juntos. Estar comprometido o casado es caminar de la mano con el otro, es poder sentirse seguro de que siempre podrás contar con esa persona, es poder creer en que el otro responderá si a uno de los dos le pasa algo o tiene alguna necesidad. El matrimonio en parte se trata de la amistad, se trata de que tu pareja sea tu amigo de tener el deseo de compartir y de hacer cosas juntos, de acompañarse y disfrutarse en cada momento que se pueda hacerlo. A su vez, es importante también que se acompañen en sus proyectos personales e individuales, que se acompañen en sus deseos más profundos esto los involucre o no.

3- Respeto

El respeto es otra de las claves de un matrimonio feliz y duradero puesto que nos hace valorar a la persona que nos acompaña y a cuidarla día a día gracias a comprender la importancia de su existencia. Respetar los pensamientos y deseos de uno es tan importante como hacerlo con el otro. De esta forma el vínculo podrá enriquecerse y crecer, así como las personas individualmente. El respeto tiene que ver con la confianza hacia el otro, con la valoración hacia el otro, con la paciencia y la tolerancia. El respeto permite que la comunicación sea posible, que los códigos que se establecen en la pareja sean cumplidos y disfrutados por ambas partes. El respeto hace que el vínculo sea fuerte, sea sensato, sea cuidado y poderoso. Un matrimonio basado en el respeto y el amor podrá durar por siempre.

4- Aceptación

La aceptación es un punto difícil en algunos casos pero es super clave puesto que las personas son únicas e irrepetibles. Esto quiere decir que todos son diferentes, que todos tiene sus propias costumbres, su propia crianza, su propia vivencia y sus propios códigos en muchos casos. Aceptar tiene que ver con poder comprender que el otro es diferente a uno y respetarlo, quererlo y cuidarlo igual. Es conocido que a veces las diferencias pueden generar conflictos o rispideces pero el truco para que el matrimonio dure y sea saludable es poder aceptar justamente que el otro es diferente a uno y abrazar esas diferencias y aprender de ellas y buscar el modo de convivir de la manera más saludable y feliz. Hay que aprender a aceptarse a uno mismo y a sus deseos y elecciones tanto como al otro. Aceptándose podrán estar juntos todo el tiempo que se propongan.

5- Ganas y sexualidad

Las ganas son fundamentales para tener un matrimonio duradero pues son el combustible del vínculo. Las ganas son representadas por los deseos, las pulsiones y las acciones. Si ambas personas tienen el deseo de estar juntas, el matrimonio podrá durar por siempre. A esto puede colaborar la creatividad de cada uno de forma individual y colectiva para estimular sus ganas y disfrutar más cada momento juntos. Junto con el deseo también existe la sexualidad que es otro factor importante de la vida en matrimonio y de su duración en el tiempo. Las personas tienen fantasías, deseos y necesidades distintas, que con una buena comunicación y sincera pueden compartirse y explorarse. En el campo sexual lo más importante es la conexión, es conectarse con la otra persona y aprender a interpretar los deseos tanto individuales como del otro y los colectivos. Esto los llevará a un hermoso y placentero lugar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies