Skip to content

4 frases inspiradoras del libro “El Principito”

El principito es un libro del año 1943 escrita por un piloto francés llamado Antoine de Saint-Exupéry. Esta novela tiene reconocimiento mundial por sus grandiosas enseñanzas y ha sido uno de los libros más vendidos de la historia y con más cantidad de traducciones hechas. Este libro ha ganado varios premios y reconocimientos a lo largo del tiempo. Hoy haremos un pasaje por sus mejores frases inspiradoras que tienen mucho para dejarnos a cada uno de nosotros.

Las mejores frases inspiradoras de la novela “El principito”

1-“Solo se ve bien con el corazón, lo demás es invisible para los ojos”

Esta reconocida frase tiene que ver con las verdaderas esencias, con la naturaleza de las personas y con el real valor de cada uno. El autor plantea aquí que el aspecto estético de las personas no importa, que lo que realmente importa es lo de adentro, es cómo son, cómo piensan y cómo sienten. En el interior de cada uno yacen sus grandes valores, sus aprendizajes, sus emociones, sus experiencias, su profundidad como individuos y seres sensibles.

Si uno se dedica a observar la parte exterior de las personas encontrará solo una parte de esa persona pero una parte que no necesariamente es fiel a su interior, pues el exterior es algo que construimos con lo que tenemos y con lo que queremos ser, en cambio el interior es lo que realmente somos, como realmente queremos ser. 

2- “Es una locura odiar a todas las rosas sólo porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños solo porque uno de ellos no se cumplió”

La vida nos pateará de diferentes maneras, en diferentes tiempos y espacios pero no por esto deberás desanimarte por completo. Es lógico que te sientas triste, angustiado, frustrado, impotente o simplemente mal por algo que no te salió como esperabas o algo que te lastimó realmente. Ya sea una relación de amor, un proyecto personal, un trabajo, un vínculo o un sueño, sea lo que sea las cosas no siempre salen de lo mejor y a veces puede ser desmotivador.

Pero no bajes los brazos, lo importante es que sepas que eso no fue tal cual como esperabas pero que otras cosas están al alcance de tu mano y que podrás hacerlas o quizás necesitas practicar más para poder llegar a tu objetivo. No te rindas, este es el mensaje que quiere decir el escritor en esta frase. Sigue intentando, confía en ti mismo, podrás con lo que te propongas.

3- “Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio”

Esta frase habla acerca del reconocimiento de uno mismo, acerca de poder registrarse, auto examinarse, criticarse y juzgarse. Es una tarea algo difícil que nos cuesta hacer pues siempre es mucho más fácil criticar a los demás, hablar de ellos, observarlos, escucharlos y opinar o juzgarlos por cómo piensan o qué dicen. En cambio poder hacer todo ese trabajo con uno mismo es algo mucho más complicado, más profundo y que nos posiciona directamente con nosotros mismos, algo que no todos se animan a hacer.

Pues requiere valor enfrentarse a uno mismo y examinarse, de esta forma nos encontramos con lo mejor y con lo peor de nosotros. Aquello que no nos animamos a juzgar u opinar pero que no modificamos. Es por ello que es más saludable hacerlo, animarse y tratar de ser una mejor persona cada vez. Por el contrario, criticar a los demás o hablar de ellos no nos llevará a ningún buen lugar y no nos aportará nada bueno.

4- “Para llegar a ser primavera, significa aceptar el riesgo del invierno. Para llegar a ser presencia, significa aceptar el riesgo de la ausencia”

Los riesgos son parte de la vida y son necesarios si queremos crecer, si queremos apostar, si queremos madurar y evolucionar. Son difíciles de tomar en muchos casos pero son la clave para poder avanzar, para poder mutar cada vez más hacia un lugar mejor. Y la ausencia, como dice El principito puede ser algo necesario en nuestra vida, un riesgo -quizá bastante grande, dependiendo el caso- que hay que tomar si uno quiere luego hacerse presente. Ya sea por que tienes que dejar a tu familia un tiempo para irte a trabajar y luego volver y ocuparte de criar a tus hijos o ya sea que dejas a tu pareja para irte a estudiar a otro lado o que tienes que hacer un viaje interno personal para luego poder hacerte presente.

Estas ausencias a veces tienen que ver con procesos internos de cada uno, necesidades externas que implican no estar pero también indican que cuando esa presencia se haga será mejor de lo que era, que sea más saludable, más profunda, más armoniosa, más maravillosa. Así que los riesgos son necesarios para llegar a estos grandes lugares.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies