Skip to content

4 formas de aprender a quererse a uno mismo

Tener vínculos sanos y agradables es algo que a todos nos toma tiempo, dedicación y nos regocija de placer. Pero, ¿te has puesto a pensar que esos vínculos saludables y felices solo pueden darse si tu estás bien? Uno necesita sentirse bien, sentirse contento, con energía, con el autoestima alto, con seguridad y sobre todo con mucho amor propio. Y si bien todos tenemos algo de amor hacia nosotros mismos, a veces nos olvidamos de esto, a veces nos descuidamos y dejamos de hacer cosas para nosotros mismos y la realidad que esta es nuestra vida y debemos cuidarla, debemos darnos lo mejor para poder disfrutar y para también poder darle lo mejor a todos aquellos que nos rodean y con quienes tenemos vínculos. Hoy te daremos algunos consejos para trabajar en quererte a vos mismo.

Las mejores formas de aprender a quererse a uno mismo

1- Registrarse

El registro es la primera forma de llegar a uno mismo, es tomarse el tiempo y el espacio para sentirse, para escucharse, para medirse, para hacer una auto-evaluación y de esta manera comprender dónde se está parado. Esto sirve principalmente para poder evaluar qué cosas te hacen bien en la vida y que no, una vez hecha esta división será mucho más fácil eliminar las que no sean agradables y reforzar las positivas.

Es conveniente tomarse este tiempo varias veces al mes pues así puedes evaluar cómo avanzas y qué necesitas. Es una actividad que requiere algo de soledad, algo de tranquilidad, algo de apertura de percepción. Una vez que logres hacerlo verás qué importante es registrarse a uno mismo pues este registro es parte del amor que puedes darte. Tratar de que esto sea cada vez recurrente, que te escuches siempre hará que te conviertas en una persona más feliz.

2- Aceptarse

Muchas veces solemos ser duros con nosotros mismos, ¿alguna vez te ha ocurrido? Pues somos seres humanos exigentes y poco conformistas en muchos casos. Pero esto no es saludable y no tiene que ver con tu amor propio, sino más bien con ciertas exigencias de tu cabeza o de la sociedad que te presiona y te hace creer que tienes que ser de una forma y no de otra. Pues esto no te servirá de nada, lo mejor que puedes hacer por ti mismo es reconocerte y aceptarte. Aceptándote podrás cambiar aquellas cosas que no te agradan de ti mismo o que quisieras que sean mejores o diferentes. Pero siempre bajo tu mirada personal, tu mirada propia y tu instinto que es el más fiel de todos pues tu estás adentro tuyo y nadie más.

Aceptarse es una grandísima demostración de amor hacia ti mismo, es entenderte y potenciarte en los aspectos que quieras hacerlo. No tengas miedo de aceptar las cosas, confía en que aceptar es el primer paso para luego poder accionar con todo aquello que creas necesario.

3- Cuidarse

La mejor manera de cuidarse es pensando en aquellas cosas que le hacen bien a tu cuerpo, a tu mente y a tu espíritu. No solo somos una cosa, somos una conjunción de muchas y es importante que a todas se le preste atención, dedicación y que nos ocupemos de ella. Una de las principales cosas que te recomendamos hacer es ejercicio o algún tipo de actividad física que te estimule la mente, que  te haga descargar energía, que te genere pasión, que te motive a hacerlo, que te divierta y que sea saludable para tu cuerpo.

Otra de las cosas que te recomendamos hacer para sentirte bien es alguna actividad relacionada con el arte, pues en ellas te sentirás libre, podrás transitar diferentes estados de tu cuerpo y de tu mente, podrás expresarte en otros códigos y disfrutar del universo que te proponga todo ello. También es recomendable hacer alguna actividad más introspectiva como caminatas al aire libre, yoga o algún tipo de meditación. Estas actividades te conectan contigo mismo y te elevan el espíritu.

4- Abrirse

La apertura mental es algo que puede parecer ajeno pero tiene mucho que ver con el amor propio pues abrirse es permitirse ir más allá de donde uno se encuentra y definitivamente esta aventura es darse amor. Abrir la percepción personal, abrir tu mente y tu espacio cotidiano y de confort es unirse a un universo de exploración que podrá llevarte a grandiosos lugares.

Además abrir tiene que ver con eliminar los miedos, con sacar aquellas barreras que tienes dentro y que no te permiten hacer ciertas cosas o te hacen vivir con miedo e inseguridad. Abrir es poder combatir todas esas partes oscuras que cargamos por cosas que nos han pasado, por experiencias desagradables, por miedos ajenos, por costumbres y mucho más. Abrirse es liberarse, es darle la posibilidad a la vida de que nos sorprenda, de que nos lleve por nuevos caminos y de que nos haga más felices.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies